RUTA DAVID MARIANO

enero 20, 2009

ruta 1

Anuncios

Ruta Angel Arambura

enero 13, 2009

Ruta Henry Torres

enero 13, 2009

En ese momento detengo mi auto ante la luz roja. Sánchez Taboada esquina con Cuauhtémoc. El hedor no es desconocido, pero las altas temperaturas que recientemente habían sorprendido las tardes otoñales de la ciudad despertaron con una furia peculiar las entrañas de los cimientos de los que hace muchos años fuera el rastro de la ciudad. Hoy el Centro de Operación y Mando de la policía municipal (ironía aparte).

Los segundos se hicieron eternos al sentirme invadido, me sentí el ser mas vulnerable, al no poder evitar que un fétido invitado irrumpiera en mi sentido nasal, quise dejar de respirar, pero no pude. Deseaba que fuera tan solo una ráfaga pasajera de gases subterráneos, pero cuando mi cuerpo exigió su oxígeno en una despavorida inhalación, el olor ahí seguía. Era casi como un líquido, que llenaba cada rincón de mi auto, de mi ropa, de mi mente. La asfixia era eminente, la respiración era contra mi voluntada un reflejo primitivo que me transformaba en un ser que no conocía. Invasión traicionera de un ente invisible. La noción científica de que el olor está constituido por moléculas que se desprenden de la fuente de origen me hicieron renegar la conspiración de mis alvéolos.

Luz verde.

El encierro de la libertad

septiembre 26, 2008

He comprobado que el dejarse llevar por las apariencias es un engaño que traspasa las relaciones interpersonales e influye en la convivencia con el espacio en el que se habita. Antes creía que los espacios de Tijuana que generalmente se catalogan como ‘feos’ por ser zonas descuidadas, sucias, con niveles altos de pobreza, etc, eran definitivamente los lugares más peligrosos de la ciudad; y que los espacios ‘bonitos’,  donde hasta cierto punto existe armonía (no he encontrado un lugar en Tijuana que lo tenga completamente) con vigilantes en las esquinas y en los la gente tiene un nivel económico medio o alto, eran las zonas seguras de la ciudad. Pero lo que siento desde hace algunos meses no corresponde a esas apariencias.

Vivo en Residencial Agua Caliente en una privada aprisionada en la seguridad gracias a una puerta eléctrica y guardias vigilando 24 horas al día los siete días a la semana. En frente hay un lindo parque enjaulado en todo su perímetro dónde los niños juegan con sus padres libremente. Y al rededor de él hay varias prisiones exclusivas como en la que yo vivo dónde todos buscan sentirse seguros. A diferencia de los habitantes de las colonias que están al otro lado del Libramiento los colonos de Residencial Agua Caliente si pueden pagar sistemas de seguridad privada, pero entonces ¿porqué se siente intranquilos? Los escucho quejarse de los robos que sufren en los que les quitan sus pertenencias que con tanto trabajo han acumulado. Temen ser víctimas de secuestros porque los delincuentes los ven, si no como millonarios, sí como clase medieros con posibilidades de conseguir fuertes cantidades de una u otra manera. Temen a los mismos vecinos que van rápido en sus autos. Y desconfían de los desconocidos que rondan por las calles. ¿Qué tendrían que hacer por ahí si no viven en la zona? ¿Buscan una víctima nueva?

Para mí el otro lado del Libramiento no lo percibo con la misma energía. La gente vive desorganizada, en suciedad pero su gesto de alguna manera es más despreocupado, tal vez no temen tanto porque tienen poco que perder y están más acostumbrados a carecer. Tal vez no temen a que entren los ladrones a sus casas porque son sus esposos, hermanos e hijos los que andan jugándosela en las colonias vecinas. ¿Qué no tienen miedo a que los atrapen y se cumpla la ley? ¿La ley? Tengo dificultades para entender qué es realmente.

En el último año Tijuana se transformado grandemente y no puedo saber qué rumbo seguirá pero a pesar de todo todavía en las calles encuentro miradas y palabras amigables de desconocidos. Sé que aún quedan personas sensibles y amigables que lucha por su bienestar y están dispuestas a compartir con el que está a su lado sin importar en qué colonia vivan.

Tijuana makes me happy???

septiembre 22, 2008

Los puentes de la ciudad asemejan un little free way americano

Los puentes de la ciudad asemejan un little free way americano

Si algo me emociona en la vida es cambiar de ciudad y de espacio, nunca he tenido el miedo por hacerlo, sin embargo Tijuana transformó mi estado de ánimo desde el primer día que la vi desde el aire, nunca antes mis ojos habían visto lugar mas espantoso, sucio y polvoriento. Una ciudad sin sol, llena de nubes y gris en su mayoría del año.

Esto provocó en mí, obviamente una depresión instantánea. Jamás me había enfrentado a una ciudad con tanta fuerza…. desde ese día sentí miedo…… pasando los días, meses y años, encontré dentro de esta nube poco alentadora una vida efervescente. Comencé a ver todo lo que este tumor urbano producía y poco a poco me sentí parte de ella. Comprendí que Tijuana no ofrecía una buena apariencia física, pero si una vida real, una vida dura, excesiva, nocturna, productora de artes, violenta, pobre, con chicas plásticas, American dream, esperanza, gente, amigos, narcos, cholos, chilangos, extranjeros, música, putas, mar, danza, sueños y diversidad.

Ahora, a pesar que día con día me es mas difícil no sentir miedo, me queda claro que como dice la canción: Tijuana Make me happy!!!!!!!!

Mexican Curious

septiembre 19, 2008

Es una sensación contradictoria andar por la Coahuila y de pronto subir la Revolución para encontrarte con esta parte de Tijuana que parece un aparador.
Tijuana es mucho mas que un pequeño disnelandia para adultos saturado de Mexican Curious y farmacias.

Me pica circular por ahí y encontrarme con esta imagen tan sesgada y preparada para dar una cara bonita al turismo que de por si ya viene con un prejuicio de arraigo.

Aunque la Carretera Escénica Tijuana-Ensenada es “escenario” natural y cotidiano de todo tipo de crímenes para mí simboliza un corredor tranquilo.

El inevitable contacto con el mar y el paisaje abierto que experimento todos los días al ir y venir del trabajo me sitúa en un estado casi meditativo.  Planeo, sueño despierto, reflexiono, a veces canto… todo en la segura arteria que inyecta un tráfico fluido al corazón de Tijuana y viceversa.

Siempre un respiro antes de entrar y un profundo suspiro al escapar…

Carretera Escénica

Carretera Escénica

La sensación de Backstage

septiembre 19, 2008

Todos los días laborales me sumo por una calle conocida como Cañon K. Es un tipo de atajo para llegar a la sede del grupo en Casa de la Cultura. Entrar a Cañon K y recorrer esta calle es una sensación de backstage. Las casas son como “anti”-fachadas de lo que normalmente suele ser una casa. Las recorro prestando atención a balcones descubiertos y montones de escombros habitables.

Siempre lo recorro en estado de alerta, es normal encontrar el típico cholo, chola o el agente de policía aparentemente sin rumbo o en busca de pesquizas. No se de cual se deba tener mas cuidado.

Lo recorro con el inevitable temor pero  con la sencación de seguridad de llegar pronto a mi destino.